La crisis lastra el negocio de la seguridad privada

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • La crisis lastra el negocio de la seguridad privada

      Perspectivas a corto y medio plazo son negativas
      La crisis lastra el negocio de la seguridad privada

      Economía y Empresas - Empresas | F. .J. Llana 18:55

      Los tiempos en los que las empresas de seguridad privada sufrían escasez de personal para cubrir la demanda cada vez mayor de servicios han pasado a la historia y han dado paso a un momento en el que los departamentos de recursos humanos de las empresas acumulan centenares de solicitudes.

      Y es que según explicaban a Economía y Empresas fuentes del sector, el hecho de que la actividad de estas compañías esté estrechamente relacionada con la situación económica del país hace que la situación en estos momentos sea muy plana, sin que se atisbe rastro de los famosos brotes verdes en el horizonte más cercano.

      Y es que el cierre de empresas como consecuencia de la crisis ha traído consigo una contracción en la demanda de servicios, que se ha traducido en una caída aproximada en el volumen de negocio del 4% durante el pasado año.

      Un porcentaje que aunque a simple vista pueda parecer podo significativo a tenor de lo que está ocurriendo en otros sectores, no lo es tanto si se tiene en cuenta que en 2009 se registró la mayor disminución de la demanda en la historia del sector.

      Todos los segmentos
      En este sentido, y aunque los tres pilares sobre los que se asienta éste (vigilancia, sistemas de alarmas y transporte) han sucumbido a la actual coyuntura, ha sido el de sistemas y alarmas el que se ha visto más afectado, con un retroceso interanual del 9,1%, según los datos facilitados por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser).

      Una circunstancia que, paradójicamente, ha mitigado considerablemente el elevado problema de intrusismo que sufría el sector en la época de bonanza de la construcción y que puso en jaque a muchas pequeñas empresas.

      Lo cual, sin embargo, no significa que esté erradicado, ya que con el endurecimiento de la crisis han proliferado compañías que ofrecen servicios más baratos aprovechándose de que incumplen la normativa social y tributaria y carecen de convenios colectivos. Algo que desde Aproser aseguran que daña la imagen del sector.