Fijado Vídeos sobre seguridad y emergencias

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Conduce una ambulancia por Bilbao


      Conduce una ambulancia por Bilbao. / Luis Calabor

      luiscalabor.com ¿Cómo se ven desde dentro de una ambulancia los nuevos accesos a Bilbao? Ayer acompañamos a una ambulancia de la DYA desde Gran Vía hasta el hospital de Basurto para ver cómo afectan los nuevos enlaces a los servicios de emergencias.

      Eran las 6 de la tarde. No era hora punta. Pero al enfilar la Gran Vía, aparecieron los primeros malos augurios. Los nuevos accesos a Bilbao ofrecían los primeros síntomas de colapso y la ambulancia debía invadir el carril contrario. La primera pega, los límites de velocidad -entre 40 y 80 kilómetros por hora- ralentiza muchísimo el tráfico y por momentos, la zona se convertía en una ratonera.

      Al tomar la calle Autonomía, la situación empeoró. Con un solo carril dirección al hospital, el más mínimo colapso afectaba a las ambulancias. Los pivotes, anclados al suelo, no permitían a los servicios sanitarios invadir el carril contrario y llegar al hospital con rapidez. Al final, 4 minutos para unos 6 kilómetros.
    • Reporteros 360: Madrid, alerta 4


      Reporteros 360: Madrid, alerta 4. / Telemadrid

      El Ministerio del Interior mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista desde los atentados de París. La vigilancia se ha incrementado en muchos puntos. Y en lugares masificados, eventos especiales y acontecimientos deportivos la policía controla la seguridad con todas las unidades que puede.

      Reporteros 360 vive con agentes antidisturbios partidos de alto riesgo, como el partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Para evitar incidentes, la Delegación de Gobierno prohibió la concentración de madridistas en la Plaza Mayor.

      Pero en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón, cuando aficionados de los dos equipos se cruzaron, los enfrentamientos se multiplicaron. A pesar de las cargas policiales, más de 20 personas resultaron heridas por cortes y contusiones.

      Los Servicios de Inteligencia, la Policía Nacional y la Guardia Civil trabajan conjuntamente para evitar ataques yihadistas en España. E incluso bajo tierra, la alerta se mantiene y se vigila las 24 horas el subsuelo de la capital. Como sigue habiendo atentados por Europa, es imposible bajar la guardia. Por eso incluso de madrugada, la Guardia Civil monta dispositivos y controles de seguridad en busca de delincuentes.

      Existen también algunos sistemas ingeniosos para evitar atentados con camiones, como los que se han producido en otras ciudades de Europa. Son bolardos de seguridad contra atentados que ha diseñado una empresa de Torrejón de Ardoz para atrapar y detener automóviles y camiones.

      Reporteros 360 conoce cómo se lucha frente al terrorismo islámico en España, ya que ahora mismo es la principal amenaza.
    • Reporteros 360: SAMUR


      Reporteros 360: SAMUR. / Telemadrid

      Todos lo conocemos como "el SAMUR" y está de aniversario. Es el Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias y Rescate de Madrid - Protección Civil, y cuenta con 700 profesionales, 2.000 voluntarios y 40 vehículos, que atienden más de 100.000 incidencias de toda índole cada año.

      Este servicio, que cumple ahora 25 años, se ha convertido en un ángel de la guarda de los madrileños. Su porcentaje de éxito en labores de rescate es notable, puesto que deben atender situaciones extremas como paradas cardiorespiratorias o graves traumatismos, muchas veces arriesgando la vida por salvar la de los otros.

      Pasamos una jornada completa de 24 horas con Paloma, una de las supervisoras. Accidentes de tráfico, caídas en la vía pública o incendios son una buena parte de los sucesos que hay que atender. Conocemos también cómo ha evolucionado el SAMUR desde sus inicios, cuando arrancó el servicio con sólo tres ambulancias, hasta hoy, cuando sus vehículos se han convertido en auténticas clínicas móviles. Y es que aquí la convivencia con la vida y la muerte es algo rutinario, aunque nadie es ajeno a la alegría o al dolor.