La ciudad valla todos sus parques para evitar destrozos

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • La ciudad valla todos sus parques para evitar destrozos

      laopinion.es » Tenerife

      La Laguna
      La ciudad valla todos sus parques para evitar destrozos
      Hasta once zonas verdes ya cierran por la noche y cuentan con agentes de seguridad
      14:10

      A. CRUZ
      LA LAGUNA El Ayuntamiento de La Laguna tiene previsto vallar todos los grandes parques de la ciudad para evitar actos vandálicos y protegerlos de los desperfectos que habitualmente sufren este tipo de equipamientos. El último en sumarse a esta medida es el Parque Tinguaro, en el barrio de La Verdellada. Los responsables municipales anunciaron recientemente su reforma, unas obras que estarán listas a finales de febrero.

      Ya son once los grandes espacios abiertos laguneros que adoptan un modelo de seguridad que lleva implantado en ciudad desde hace años. Las zonas verdes más importantes se acotan, de tal forma que cierran por la noche y se evita que éstos sean víctimas de desaprensivos.

      El consistorio tiene contratado, para completar el proyecto, un servicio de seguridad. En los parques más grandes, como el popular recinto de La Vega, hay un vigilante permanente que se ocupa de la seguridad y el mantenimiento de la zona. En otros espacios más reducidos los vigilantes se ocupan de varios parques y hacen ronda por varios de ellos. Zonas como Los Dragos, el parque José Segura, San Benito o el Polvorín de Taco funcionan con estas limitaciones de acceso. El horario de apertura, que oscila en función de cada espacio, se extiende entre las 7:00 horas de la mañana y las 10:00 horas de la noche, aproximadamente.

      Este sistema de protección de los espacios públicos ciudadanos ha dado, según fuentes de la corporación municipal, buenos resultados. Por este motivo planean que, en breve, todos los grandes parques de la ciudad incorporen vallas y vigilantes.

      Mientras, en el barrio de La Verdellada, los vecinos miran con satisfacción las obras de remodelación que se están acometiendo. Con una superficie de unos 10.000 metros cuadrados, esta zona verde se situó en el centro de uno de los espacios de expansión del popular barrio verdeño, justo enfrente del colegio de La Salle.

      "Estaba bastante estropeado, sobre todo los bancos y los muros. Seguro que quedará bien, y ahora que han decidido vallarlo esperemos que dure más tiempo en esas condiciones", explicó ayer una de las vecinas que reside en la zona, Carmen Gómez.

      La única pega que en el barrio le ponen a las obras es el hecho de que no se vaya a habilitar una zona específica para perros. "Hubiera estado bien tener uno como el que pusieron en San Benito", añade Gómez mientras observa la labor de los operarios.

      Entre las principales dotaciones con que contará el parque destaca, según informaron fuentes del ayuntamiento, destacan una zona de juegos infantiles, nuevo mobiliario, alumbrado público y elementos escultóricos.

      La zona ha sido reciente objeto de ampliación con la plantación de dos centenares de árboles: palmeras canarias, dragos, laureles de indias, cipreses y palmeras washintonias.

      Las aceras y paseos del interior de este espacio están siendo, además, objeto de remodelación integral. Está ubicado justo al lado del campo de fútbol municipal de césped artificial y de la nueva escuela infantil, que abrió sus puertas el pasado diciembre.