18 denuncias por el saqueo de Mercabilbao

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • 18 denuncias por el saqueo de Mercabilbao

      ASALTO A MERCABILBAO
      18 denuncias por el saqueo de Mercabilbao
      LA BANDA ORGANIZADA ABRIÓ TRES CAJAS FUERTES Y CAMPÓ A SUS ANCHAS POR EL RECINTO DURANTE CUATRO HORAS

      SHAILA P. RODRÍGUEZ - Martes, 25 de Enero de 2011 - Actualizado a las 05:49h


      BILBAO. Durante cuatro horas la banda de encapuchados campó a sus anchas, rotaflex en mano, por Mercabilbao. Saqueó dieciocho puestos y se movió de un pabellón a otro sin que nadie se percatara de que el centro de distribución de alimentos estaba siendo asaltado. Ni las cámaras de vigilancia ni la patrulla de un guarda de seguridad sirvieron de nada. Ahora, tanto los asentadores asaltados como la dirección del mercado se preguntan cómo nadie descubrió lo que estaba pasando.

      La Ertzaintza continúa con la investigación para esclarecer los hechos que se vivieron el pasado domingo de madrugada en el mercado mayorista de Basauri. Tras las primeras denuncias interpuestas por los propietarios de ocho de los empresas asaltadas, ayer el número de reclamaciones de las firmas se elevó a 18.

      Los asaltantes sustrajeron solo dinero en efectivo y ningún otro objeto de valor, ni los ordenadores, ni los talones que algunos de los mayoristas tenían en sus oficinas. Para hacerse con el montante, los encapuchados forzaron tres cajas fuertes y desvalijaron el resto de los 18 puestos de los pabellones de frutas y hortalizas. Ahora, los asentadores hacen recuento del dinero perdido, una cantidad difícil de calcular ya que algunos no sabían la cuantía que guardaban. "Espero que los afectados fueran precavidos y el viernes hubieran ingresado en el banco la recaudación semanal para que la cantidad robada sea la mínima", aseguró Aitor Argote, gerente de Mercabilbao.

      La dirección del mercado de abastos anunció ayer que colaborará con los afectados en "todo lo que sea urgente", como la reparación de las puertas y ventanas forzadas, mientras los mayoristas tramitan los siniestros con sus correspondientes compañías de seguros.

      "Esta mañana -por ayer- ha pasado por aquí el personal de mantenimiento para revisar lo que estaba roto y arreglar lo que podían", señalaba Amparo, empleada del puesto 323, uno de las víctimas del saqueo. El gerente de Mercabilbao afirmó que una vez estudiadas las grabaciones de seguridad y recabada toda información posible sobre lo sucedido, la dirección se reunirá con los gremios afectados para trabajar de manera conjunta en la mejora de la seguridad y para "dar solución a los posibles problemas suscitados por los allanamientos", indicó Argote.

      Por su parte, los propietarios no han tomado decisiones conjuntas para mejorar la seguridad. "Cada uno se ha centrado en solucionar sus problemas, por el momento no se ha iniciado ninguna movilización común", afirmaban desde los puestos 227 y 229. "Todos han ido a la Ertzaintza de forma individual. Aquí todos se conocen por lo que es posible que se tome alguna determinación conjunta", afirmó Amparo, quien aseguró que por el mercado se extiende una sensación de psicosis e inseguridad. "Es un mercado de andar por casa, estábamos muy tranquilos y ahora nos sentimos vulnerables", matizó.

      BANDA ORGANIZADA El asalto se inició alrededor de la una de la madrugada del domingo. Fueron cuatro los encapuchados que entraron en las oficinas de los pabellones dos y tres del mercado mayorista, dedicados a la distribución de frutas y hortalizas. Las primeras hipótesis apuntan a que tres de ellos abriendo los puestos, accedieron a las oficinas y forzaron las cajas fuertes para hacerse con el dinero mientras un cuarto vigilaba en el exterior.

      Todos los afectados coinciden en que el golpe fue ejecutado por profesionales. Estaban organizados, utilizaban pasamontañas para cubrir sus rostros y además de la rotaflex con la que abrieron las cajas fuertes "como latas de sardinas", los saqueadores iban armados con machetes y hachas, una de las cuales se olvidaron dentro.

      "Sabían lo que buscaban y dónde encontrarlo, iban directos a por el dinero en metálico", explicó uno de los afectados. "Estaban perfectamente organizados, conocían el entorno, sabían lo que hacían. Incluso, controlaban los movimientos del personal de seguridad", comentó Argote. Al parecer, los encapuchados trabajaron durante horas en los pabellones 2 y 3 del mercado, desde la 01.00 horas hasta las cinco o las seis de la mañana. La alarma saltó a las 7.30 de la mañana. Mientras, dos empleados de seguridad vigilaban el recinto, uno en la cabina con las cámaras de los accesos y del perímetro y el otro de ronda por el recinto y el interior de los pabellones.

      "El vigilante ficha al finalizar cada una de las rondas por los pabellones para garantizar su tarea. Por ahora, no se han descubierto anomalías, las rondas están fichadas a su hora", afirmó Argote. Sin embargo, los mayoristas no se explican cómo nadie se percató de la presencia de la banda. "La única explicación es que alguien avisaba desde fuera a los ladrones cuando el vigilante estaba cerca y dejaban de trabajar", apuntó el gerente.

      Por su parte, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna mostró la disposición del Ayuntamiento para colaborar con los afectados. "Lo que pretendemos es que cojan a los asaltantes, y si les cogen con el alijo mejor, y les meten en la cárcel estupendo", su-brayó. El primer edil explicó que la Policía vasca solicitó "que seamos prudentes en lo que decimos" para avanzar en la investigación y capturar a los responsables. Por ello, el Consistorio no se pronunciarán en relación a este asunto "aparte de ponernos a disposición de los que han sido asaltados", señaló.


      Fuente: www.deia.com