El juez rechaza la extradición de tres presuntos asesinos de un vigilante

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • El juez rechaza la extradición de tres presuntos asesinos de un vigilante

      El juez rechaza la extradición de tres presuntos asesinos de un vigilante
      Agencia EFE

      Sevilla, 6 feb (EFE).- Un juez de Marchena (Sevilla) ha rechazado dictar una orden de detención europea contra tres rumanos que han regresado a su país tras participar, presuntamente, en el robo de cobre en una planta fotovoltaica de la localidad, donde mataron al vigilante de seguridad.

      El juez de instrucción 2 de Marchena, en un auto al que ha tenido acceso Efe, dice que no son prueba suficiente de su implicación tener en su poder el móvil del fallecido, haber sido identificados por el dueño de la ferretería donde compraron las herramientas usadas en el robo y haber participado en sustracciones con el mismo "modus operandi".

      Por este robo y asesinato fueron detenidos en Rumanía, en octubre de 2010, otros dos hombres cuyo ADN fue localizado en la ropa del vigilante: Adi D., de 21 años, y Cancea M.L., de 23, que ingresaron en cárceles españolas.

      La Guardia Civil cree que los cinco rumanos fueron los autores de un robo de cobre en la Planta Fotovoltaica de Marchena en la madrugada del 25 de noviembre de 2009, cuando dieron una paliza al vigilante de seguridad José Antonio Jiménez Ceferino, de 32 años, que lo dejó en coma y le causó la muerte unas semanas después.

      Por ello, la Guardia Civil pidió al juez que ordenase la detención en Rumanía de los tres restantes sospechosos: Stancu I., de 32 años, presunto "cerebro" del robo, Viorel D., de 29 años, hermano de uno de los encarcelados, y Valentin H., de 23 años.
      Este último, según los investigadores, está acusado en España de 25 delitos cometidos en los seis primeros meses de 2009, entre ellos varias detenciones por conducir sin carné, el robo de 2.696 kilos de aceitunas y sustracciones de cobre.

      Viorel D., por su parte, tiene entre sus antecedentes un secuestro, robo y agresión sexual por los que fue detenido el 26 de noviembre de 2009, al día siguiente del asesinato del vigilante.

      Los tres nuevos sospechosos fueron reconocidos por el dueño de una ferretería de Marchena en la que compraron unas horas antes del robo las herramientas utilizadas y donde protagonizaron un altercado.