El fiscal pide 14 años de cárcel para los musulmanes que rezaron en la Mezquita

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • El fiscal pide 14 años de cárcel para los musulmanes que rezaron en la Mezquita

      ANDALUCÍA / CÓRDOBA
      El fiscal pide 14 años de cárcel para los musulmanes que rezaron en la Mezquita
      • Los acusados llegaron a clavar una navaja a uno de los vigilantes que les pidió que se marcharan por no estar permitido el rezo

      ABC / CÓRDOBA
      Día 03/02/2011 - 20.21h

      El fiscal pide un total de 14 años y nueve meses de cárcel para los ocho musulmanes austriacos que el pasado 31 de marzo de 2010 comenzaron a rezar por el rito musulmán en el interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba y agredieron a varios vigilantes de seguridad y un agente de la Policía Nacional tras solicitarles que dejaran de hacerlo al estar prohibido. Según la calificación del ministerio público, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las 17, 45 horas del 31 de marzo de 2010, cuando los acusados, en unión de un número aproximado de 110 personas, todos ellos liderados por el procesado Zaid El-Aifari, entraron en la Mezquita-Catedral de Córdoba y, previamente concertados entre ellos, "directamente o por medio de unos walkie-talkies que llevaban", comenzaron el rezo por el rito musulmán.

      El fiscal apunta en su escrito que los procesados lo hicieron "a sabiendas de la prohibición que les impedía llevarlo a cabo" y ello determinó que uno de los vigilantes de seguridad que prestan servicio en el lugar se acercara al grupo y les indicara que debían cesar en su actividad. Ante ello, le dijeron que esperara unos minutos hasta que terminaran el rezo, el vigilante insistió en que no podían seguir y se levantó el líder, Zaid El-Aifari, dándole un puñetazo en la cara. Mientras el resto de los acusados, a excepción de Edin Grgic, sujetaban al vigilante, emprendiendo Zaid la huída.

      Seguidamente, el agredido, una vez que pudo zafarse del resto, persiguió a éste y lo retuvo en el interior del monumento. En ese instante, llegó hasta ellos el acusado Mohamed Shabir Shaideen, que se abalanzó sobre el vigilante y "esgrimiendo una navaja de unos diez centímetros de hoja, le lanzó una cuchillada hacia el pecho", que el vigilante pudo esquivar, aunque le ocasionó un corte en la mano izquierda. Mientras tanto, alertados el resto de vigilantes, consiguieron dispersar a la mayor parte del grupo, permaneciendo en el interior de la Mezquita-Catedral los que aparecían como cabecillas del mismo, que se habían quedado en el lugar para proteger al líder, Zaid El-Aifari, que se encontraba retenido por el primero de los vigilantes.

      El fiscal cree que los procesados actuaron a sabiendas de que estaba prohibido.

      Con esa intención, trataron de acercarse a él y, otro vigilante, al ver que su compañero podría encontrarse en peligro, acudió en su auxilio y en su afán de "defenderlo de todos ellos y evitar así que Zaid fuera liberado", resultó lesionado en la mano al tratar de repeler la agresión de los acusados Mohamed Shabir Shaideen, Hannes Kepplinger, Osman Alexander, Hamza Ben Amor, Muhamed Kurtagic y Nedzad Mocevic.

      Posteriormente, avisada ya la Policía Nacional de tales incidentes, acudió al lugar para restablecer el orden y, mientras los agentes se encontraban realizando labores propias de identificación, un agente pidió a unos de ellos que cortara su conversación con el teléfono móvil.

      En ese momento, el acusado Edin Grgic, que llevaba muletas debido a una lesión anterior, "trató de golpear a dicho agente" con una de ellas, no consiguiéndolo y cayendo al suelo. No obstante, comenzó a forcejear y lanzar patadas a los agentes, agrediendo así a uno de los policías. Por tales hechos, el fiscal pide un año y tres meses de prisión para Zaid El-Aifari por un delito de desórdenes públicos, por el que también se pide otro año para Mohamed Shabir Shaideen, Hannes Kepplinger, Osman Alexander, Hamza Ben Amor, Muhamed Kurtagic y Nedzad Mocevic.

      Asimismo, pide otro año de prisión por un delito de lesiones para Mohamed Shabir Shaideen, Hannes Kepplinger, Osman Alexander, Hamza Ben Amor, Muhamedd Kustagic y Nedzad Mocevic, mientras que para Edin Grgic solicita un año y seis meses por un delito de atentado a agentes de la autoridad. Por otro lado, el ministerio público considera que Mohamed Shabir es responsable de una falta de lesiones y pide una multa de seis euros diarios durante un mes y 15 días, mientras que para Zaid El-Aifari solicita otra multa de seis euros diarios durante 20 días por una falta de maltrato de obra.