Denuncian las irregularidades de centros de menores

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Denuncian las irregularidades de centros de menores

      SOCIEDAD 15-02-2011 14:52

      Denuncian las irregularidades de centros de menores
      Europa Press. Santa Cruz de Tenerife

      Los sindicatos USO y UGT-Canarias se han propuesto llegar ante la Fiscalía Anticorrupción para denunciar las "gravísimas" irregularidades que, en materia de seguridad, se están cometiendo desde 2009 en los centros de menores de Valle Tabares, en Tenerife, y La Montañeta, en Gran Canaria, donde los internos son sometidos en ocasiones hasta una veintena de cacheos, y las imágenes de las cámaras de seguridad son de libre acceso para todo el personal de la empresa pública Ideo, dependiente de la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias.

      Así lo han advertido esta mañana en el transcurso de una rueda de prensa Basilio Alberto Febles, secretario de Organización y Finanzas de USO-Canarias, y Sixto Rodríguez, asesor de la Federación de Servicios Públicos de UGT en materia de menores, educación e intervención social.

      Las denuncias de ambos sindicatos están dirigidas hacia la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda y presidenta de la Fundación Ideo, Inés Rojas; Marcos Cohen Simancas, director de Seguridad de la Fundación Ideo; Pedro Marrero, coordinador de Seguridad de Valle Tabares; Orlando del Toro y Salvador Arana, abogados de la Fundación Ideo; y Orlando Umpierrez, gerente de dicha Fundación.

      Tal y como ha detallado Sixto Rodríguez, las irregularidades comenzaron en abril de 2009, fecha en la que Marcos Cohen fue nombrado director de Valle Tabares y, posteriormente, director de Seguridad de la Fundación Ideo sin haberse creado previamente el correspondiente Departamento de Seguridad.

      A partir de esa fecha y hasta abril de 2010, a raíz de una normativa redactada por el propio Cohen, se realizaron cacheos y registros tanto a menores como a sus habitaciones de tres formas distintas, lo que provocó, según Rodríguez, que los propios trabajadores de Valle Tabares -incluido los profesionales de seguridad- "no supieran cómo proceder ni en los registros ni en los cacheos a los menores o jóvenes que cumplen medidas judiciales".

      Asimismo, agregó Rodríguez, el nombramiento de Marcos Cohen como director de Seguridad contravenía la Ley de Seguridad Privada y su Reglamento, la cual dispone que "no puede existir un director de Seguridad sin Departamento de Seguridad". Además, éste debe estar físicamente en el lugar, es decir, en Valle Tabares o en cualquier otro centro de menores, de tal manera que no puede ejercer como director de Seguridad de todos los centros de la Fundación Ideo, remarcó.

      Años de irregularidades

      En cuanto a las irregularidades cometidas bajo la dirección de Marcos Cohen, el asesor de UGT ha destacado la inexistencia de protocolos de seguridad y evacuación en Valle Tabares; la interferencia en el trabajo diario de los profesionales de seguridad; la remisión de informes a la Dirección General de Protección al Menor y la Familia achacando ciertas irregularidades a la empresa de seguridad Dialse; y la asistencia al centro junto a personas que no pudieron ser identificadas y que supuestamente eran escoltas suyos.

      No obstante, los sindicatos han considerado aún más grave el visionado y la manipulación de las cámaras de seguridad de Valle Tabares por parte de personas que no pueden tener acceso a las mismas según la Ley de Protección de Datos, habida cuenta de que, según los sindicatos, Marcos Cohen "remitió una normativa por la que cualquier persona de la Fundación Ideo podía acceder al visionado de las cámaras".

      Es más, las organizaciones sindicales han denunciado el uso de las imágenes de las cámaras de seguridad para la incoación de expedientes disciplinarios a los trabajadores del Centro de Menores, a uno de los cuales, incluso, se le llegó a registrar su taquilla sin su presencia, lo que provocó que la Inspección de Trabajo impusiera una multa de 6.000 euros a la Fundación.

      En consecuencia, y fruto de las denuncias interpuestas por las organizaciones sindicales, el pasado 4 de febrero se tomó declaración a Marcos Cohen por dos integrantes de la unidad central de seguridad privada en el Centro de Menores de Valle Tabares con respecto a los cacheos y los registros. De hecho, según Sixto Rodríguez, atendiendo a la Ley de Seguridad Privada podrían ser multados con cantidades no inferiores a 30.000 euros la Fundación Ideo, el director de Seguridad de la Fundación, y el coordinador de Seguridad de Valle Tabares.

      Seguridad privada

      Por otro lado, Basilio Alberto Febles, secretario de Organización y Finanzas de USO-Canarias, también ha querido hacer públicas las presuntas irregularidades que se están cometiendo en el Centro de Menores de Valle Tabares en materia de seguridad privada desde el año 2009, fecha en la que el sindicato interpuso ante la Subdelegación del Gobierno una demanda contra la Fundación Ideo por carecer de Departamento de Seguridad, el cual aún no ha sido creado.

      Debido a la inexistencia de este Departamento, explicó Febles, no existe una persona cualificada que pueda dar por escrito las órdenes pertinentes al personal de seguridad que desarrolla su labor en los centros de menores; en contra, hay coordinadores de Seguridad, que son los que les dan las órdenes a los vigilantes.

      Al mismo tiempo, de las 157 cámaras de seguridad que están instaladas en Valle Tabares sólo funcionan una treintena; de forma preventiva se hacen cuatro cacheos a los menores, pero de forma extraordinaria hay días en los que se realizan más de veinte, incluso dentro de las propias habitaciones. En consecuencia, la Subdelegación del Gobierno ha interpuesto tres sanciones de una cuantía que puede oscilar entre 30.000 y 60.000 euros.