Los peritos dicen que el ladrón abatido recibió más de dos disparos

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Los peritos dicen que el ladrón abatido recibió más de dos disparos

      TRIBUNALES
      Los peritos dicen que el ladrón abatido recibió más de dos disparos
      10.02.11 - 00:51 - A. S. M. | ALICANTE.


      Los especialistas de la Policía Científica que declararon ayer en el juicio por la muerte de un ladrón supuestamente abatido a tiros por dos vigilantes jurados certificaron que, además del balazo que le causó la muerte y el que recibió en el ojo, hubo otro que le perforó la camiseta, aunque no le hirió. Esto pondría en tela de juicio la versión de los dos acusados de homicidio, que sostuvieron en su declaración que sólo hicieron disparos «intimidatorios» o accidentales.

      Así, los agentes que examinaron la camiseta que vestía el fallecido el día que fue a robar a un bar del polígono de Las Atalayas manifestaron que, al margen del tiro que le perforó la aorta y le causó la muerte casi inmediata, su ropa presentaba varios agujeros con restos de disparos. No obstante, aclararon que uno de los grupos de orificios podría corresponder a una sola bala que entró por los pliegues de la prenda pero sin impactar en el cuerpo.

      Además, la camiseta presentaba otros dos agujeros en la parte inferior, aunque los policías no pudieron certificar que se debieran a un arma de fuego, y apuntaron que podría tratarse de roturas provocadas por cristales durante el accidente de coche.

      Asimismo, los especialistas de balística no han podido determinar cuál de las dos armas disparó el proyectil mortal, puesto que tenían características idénticas.

      Los hechos ocurrieron en junio de 2006, cuando el fallecido y su hermano empotraron un coche robado en un restaurante del polígono de Las Atalayas para llevarse la recaudación y las máquinas tragaperras. Uno de los vigilantes les sorprendió, intentaron darse a la fuga en su coche y en ese momento supuestamente empezaron los disparos. El coche de los ladrones se subió a una rotonda, momento en el que iniciaron un forcejeo con el segundo vigilante. En un momento dado, los asaltantes lograron salir de su coche y montarse en el vehículo patrulla de los guardas. Intentaron huir, pero en ese momento, según el testimonio del hermano superviviente, la víctima recibió un disparo que le hizo desplomarse sobre el volante. Aun así, el otro ladrón logró arrancar, aunque acabó volcando y fue detenido.