El Consejo Nuclear insta a Cofrentes a mejorar su seguridad tras el asalto

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • El Consejo Nuclear insta a Cofrentes a mejorar su seguridad tras el asalto

      COMUNITAT
      El Consejo Nuclear insta a Cofrentes a mejorar su seguridad tras el asalto
      La jueza deja en libertad con cargos a los 16 activistas de Greenpeace que el martes accedieron a la central
      17.02.11 - 00:18 - B. LLEDÓ/J. BATISTA | VALENCIA.

      Cronología escribió:


      10.46
      Poco antes de las 11 horas comienzan las declaraciones en el interior del palacio de Justicia de Requena. Empezaron los vigilantes de la central. Los activistas pasaron la noche en los calabozos de la Guardia Civil.

      14.30
      Salen del juzgado los primeros activistas. Primero declararon las mujeres que participaron en el asalto a la central, y después, los hombres. Pasaron por el juzgado 16 personas, detenidas el martes por la tarde.

      19.50
      Greenpeace informó de que a esa hora todos los detenidos habían sido puestos en libertad con cargos. Son acusados de delitos de desobediencia, resistencia a la autoridad, lesiones, daños y desórdenes públicos.


      El asalto de 16 activistas a la central de Cofrentes el martes ya ha tenido consecuencias. Ayer el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) instó a la planta a emprender «diferentes acciones de mejora del sistema de seguridad física». El organismo aseguró que los ecologistas no accedieron a las zonas vitales de las instalaciones aunque reconoció que la irrupción de los miembros de Greenpeace obligó a la central a activar su Alerta de Emergencia. Por ello, desde el ente público se impulsarán diversas medidas para garantizar su protección. «Se incluirán nuevos aspectos genéricos de mejora de seguridad física (para todas las centrales nucleares) en una revisión de la Instrucción de Seguridad, IS-09, prevista para este año», apuntaron desde el CSN.

      Además, se elaborará un análisis del suceso, que incluirá un estudio sobre la capacidad de respuesta del sistema de seguridad física de la instalación. El Consejo de Seguridad Nuclear también propone elaborar, junto con las Administraciones públicas implicadas, un plan de acción para mejorar la capacidad de respuesta y de información preventiva ante estas situaciones.

      Sobre el asalto de los ecologistas, que rompieron tres vallas antes de subirse a la torre oeste de refrigeración y esquivaron a varios vigilantes, el CSN asegura que el sistema de seguridad física «cumplió su función de detección y retardo de la intrusión».
      Sin embargo, matiza que, debido a los medios utilizados por los asaltantes, «ni el vallado ni los vigilantes consiguieron detener la intrusión en el área protegida». Además, aclara que el titular, Iberdrola, «sí evitó, con la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el acceso de los asaltantes a cualquier área vital de la central».

      Mientras tanto, la titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Requena dejó ayer en libertad con cargos a los 16 activistas. Los arrestados, 15 ecologistas y un fotógrafo, han sido imputados por un delito de desórdenes, en concurso con uno de lesiones y otro de daños. La magistrada también ha acordado la obligación de que estos detenidos comparezcan ante un juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

      «Durante la declaración de los agentes de seguridad de la central ha quedado demostrada la actuación no violenta de los activistas. Según los propios agentes, la actitud de los ecologistas no fue violenta ni agresiva», insistieron ayer desde la organización ecologista.

      Por ello, la agrupación consideró «muy graves determinadas valoraciones» sobre su protesta, especialmente la del ministro de Industria, Miguel Sebastián, y la de la delegada del Gobierno en la Comunitat, Ana Botella. Por ello, Greenpeace exige su rectificación. Sin duda, la mejor noticia para Cofrentes tras el pleno celebrado ayer fue el informe favorable que el CSN elevará al Ministerio de Industria para que apruebe la renovación de su licencia de explotación durante diez años, después de que la cuestión haya sido estudiada en las dos últimas reuniones del CSN.

      Renovación de la licencia

      Ahora, Industria deberá trasladar la decisión al Consejo de Ministros para su aprobación. Es más que improbable que se produzca un giro en la situación y se decida lo contrario, teniendo en cuenta que la Ley de Economía Sostenible que promueve el Gobierno prevé prorrogar la vida útil de las centrales más allá de los 40 años, siempre que cumplan los requisitos de seguridad. Hay que tener en cuenta que con la renovación para diez años más, en 2021 Cofrentes aún no habrá superado este margen tras 37 años en funcionamiento.

      «El informe favorable está basado en los resultados de evaluación contenidos en un conjunto de 36 informes técnicos especializados así como en los requisitos exigibles por el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radioactivas», tal y como reza la nota de prensa remitida ayer a última hora de la tarde.

      Eso sí, el Consejo exige al titular de la central varias condiciones. La más destacada busca mejorar la seguridad de los operarios. Según el CSN, antes de agosto, la central «deberá realizar una revisión de su plan director de reducción de dosis en los trabajadores, que incluya objetivos cuantificables para cada una de las tareas concretas». Además, antes de que pase un año tras la renovación, la empresa deberá llevar a cabo una auditoría independiente de su programa de protección radiológica.

      Por si caben dudas respecto a la seguridad, el CSN destaca que Cofrentes ha cumplido con todos los requisitos establecidos en la autorización vigente, que tiene un nivel adecuado de seguridad para seguir funcionando y que en los últimos diez años se han notificado 94 sucesos, y sólo dos de ellos fueron clasificados como «anomalías». Sucedió, por ejemplo, con la caída de una barra de combustible durante la última recarga del reactor.