El Real Madrid refuerza la protección a Mourinho ante un posible intento de agresión en A Coruña

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • El Real Madrid refuerza la protección a Mourinho ante un posible intento de agresión en A Coruña

      EN A CORUÑA
      El Real Madrid refuerza la protección a Mourinho ante un posible intento de agresión en A Coruña
      Un escolta habría sufrido un pinchazo de unos cuatro centímetros bajo la axila mientras el técnico y los jugadores firmaban autógrafos en Alvedro. Así fue la llegada de la expedición blanca a la ciudad.

      I. Tylko | Colpisa | 4/3/2011 | Actualizada a las 20:44 h

      De la preocupación al miedo y de las amenazas a los hechos consumados. El Real Madrid se ha visto obligado a reforzar la seguridad de su técnico, el portugués José Mourinho, tras conocerse que pudo sufrir una agresión con arma blanca el pasado viernes en A Coruña, el día previo al empate sin goles entre los blancos y el Dépor, en partido correspondiente a la 25ª jornada de Liga.

      Según reveló este viernes la Cadena Ser, uno de los escoltas que protegen a Mourinho en los desplazamientos del equipo resultó agredido con un objeto punzante en el aeropuerto de Alvedro. El agente de seguridad sufrió un corte bajo la axila de unos cuatro centímetros y en club existe la convicción de que el autor de semejante brutalidad pretendía dañar al entrenador luso.

      El Madrid ocultó los hechos en un primer momento, para evitar perturbar la tranquilidad que tanto el técnico como los jugadores necesitan en un momento clave de la temporada, pero Mourinho conoció el suceso hoy y se quedó, primero asombrado, y después, muy preocupado, al comprobar que peligra su integridad física.

      El grave incidente aconteció sobre las ocho de la tarde del pasado 25 de febrero. El avión que trasladaba a la expedición del Real Madrid acababa de aterrizar y, como es habitual, las estrellas fueron recibidas por un gran número de hinchas en el vestíbulo del aeropuerto. Algunos jugadores comenzaron a firmar autógrafos y Mourinho siguió su ejemplo. Se formó el típico corrillo de gente y un vigilante se situó junto a Mourinho, en plan guardaespaldas.

      El miembro de seguridad notó un pinchazo pero no le dio mayor importancia y se llevó a Mourinho hacia el autocar. Ya en él, comprobó que tenía camisa rasgada y ensangrentada. Observó un corte cerca de la axila, al parecer perpetrado con un estilete o punzón.

      No le dijo nada al técnico y el club lo mantuvo en secreto hasta este hoy justo una semana después del incidente. Ya en el viaje a Santander, previsto para este sábado, el portugués estará protegido por más escoltas.

      Huevos y piedras

      Poco ha trascendido sobre el supuesto autor de la presunta agresión. Las cámaras de seguridad del aeropuerto grabaron lo acontecido y, siempre según la Ser, las pesquisas apuntan como posible autor a un varón de gran estatura que mostraba un «comportamiento fuera de lo normal en sus gestos y mirada».

      Aunque desde la cúpula del Real Madrid se está en desacuerdo con el comportamiento desafiante de Mourinho en sus ruedas de prensa, tanto ante los periodistas como frente a técnicos, jugadores y clubes rivales, entienden que una cosa es la dialéctica, inherente al fútbol, y otra la violencia. Aceptan de mala gana que increpen a su técnico en todos los campos y que le reciban con pancartas de rechazo, pero denuncian este tipo de atentados.

      En Barcelona lanzaron huevos contra el autobús del Madrid, en los aledaños del Calderón algún desaprensivo lo apedreó poco antes del choque de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey y en otros campos, como en El Molinón, al ambiente era tan tenso que podía cortarse. En este exigente tramo final de temporada, los merengues tienen que visitar feudos complicados como el Manzanares, San Mamés, Mestalla y el Sánchez Pizjuán. Normal que la alerta sea máxima.