Nueva agresión a un vigilante de seguridad en Sevilla

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Nueva agresión a un vigilante de seguridad en Sevilla

      Nueva agresión a un vigilante de seguridad en Sevilla

      11-01-2011. Un robo de cobre ha sido el motivo de una nueva agresión sufrida por un vigilante de seguridad en Sevilla. Así lo ha denunciado el sindicato provincial de Actividades Diversas de CCOO de Sevilla que ha responsabilizado a la empresa SANSA de este nuevo caso, demandando una vez más a la Subdelegación del Gobierno que obligue a las empresas de este sector al estricto cumplimiento de la Ley de Seguridad. El trabajador agredido, de la empresa SANSA, sufre traumatismo cervical, daños en un riñón, y tiene dos costillas rotas, además de golpes y magulladuras por todo el cuerpo.


      Los vigilantes demandan más protección. -Imagen de archivo.

      El pasado siete de enero un vigilante de seguridad ha vuelto a sufrir una agresión en un intento de robo de cobre en una finca de la capital hispalense. Se da la circunstancia de que el lugar vigilado había sido denunciado por el comité de empresa de SANSA, empresa encargada de la seguridad del lugar, por no cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

      Según ha señalado el secretario de Seguridad Privada y Salud Laboral del sindicato provincial de AADD de CCOO de Sevilla, José Luis Portela, el servicio contratado por SANSA para esta casa había comenzado el pasado 17 de diciembre, sin que la empresa lo hubiera comunicado al comité de empresa. Los trabajadores se habían quejado de este servicio, por lo que un miembro del comité de salud laboral se personó en la finca, "comprobando el estado lamentable de abandono y suciedad de la finca, con unas condiciones pésimas de limpieza, un estado lamentable de la construcción y sin luz ni agua corriente".

      CCOO ha denunciado, además, que el servicio carecía de protección individual, señalización de seguridad, protección contra incendios, vías y salidas de evacuación, alumbrado de emergencia, limpieza, orden y mantenimiento.

      La agresión se produjo el pasado siete de enero, sin que en ese momento el vigilante contara con ningún medio de protección facilitado por la empresa. El trabajo tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Virgen del Rocío, con lesiones tales como rotura de costillas, daños en un riñón, traumatismo cervical, golpes y magulladuras por todo el cuerpo.

      Una vez que se produce la agresión, y en función al Artículo 21 ‘de riesgo grave e inminente’ de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, el secretario de Seguridad Privada y Salud Laboral del sindicato provincial de Actividades Diversas de CCOO de Sevilla, José Luis Portela, ha dirigido un escrito al Inspector de Guardia de la empresa, comunicado la interrupción de este servicio por parte de los trabajadores, siendo la empresa responsable de lo que suceda si se niega a aceptar el escrito.

      Por otro lado, CCOO ha descubierto que el servicio donde se ha producido la agresión no había sido registrado por SANSA en el registro oficial de Seguridad Privada de Sevilla.

      Ante todos estos hechos, CCOO de Sevilla vuelve a hacer un llamamiento a la Subdelegación del Gobierno para que haga cumplir escrupulosamente la Ley de Seguridad Privada a todas las empresas del sector, y habrá las diligencias oportunas contra SANSA por haber vulnerado dicha ley, "todo con el objetivo de evitar más agresiones a vigilantes de seguridad".