Asesinado en Mos un vigilante de seguridad sin título oficial

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Asesinado en Mos un vigilante de seguridad sin título oficial

      ELPAIS.com > España > Galicia

      Asesinado en Mos un vigilante de seguridad sin título oficial
      La empresa que custodiaba el polígono industrial no está homologada

      MARTA JAR - Santiago - 17/08/2007

      J. A. N. vigilaba las naves de la empresa Pórtico en el polígono de O Rebullón, en el municipio pontevedrés de Mos, cuando recibió dos tiros. El joven, de 22 años de edad, era auxiliar de vigilante en una empresa de seguridad no homologada por la policía nacional, una "figura intrusa e ilegal" según José Manuel Boquete, el portavoz de la Asociación Galega de Traballadores de Seguridade Privada.

      A las 16 horas del miércoles, un vecino de Mos alertó a la Guardia Civil de la presencia de un hombre muerto dentro de un coche en el polígono industrial de O Rebullón. Según las primeras investigaciones, el fallecimiento se produjo sobre las 14 horas de ese mismo día cuando, por causas que aún se desconocen, J. A. N., de 22 años y vecino de Vigo, recibió dos tiros a bocajarro, en la cabeza y en el cuello.

      Según la Guardia Civil, el joven, que vestía un uniforme "como el de Prosegur" y no iba armado, se encontraba dentro de un coche de la empresa Pórtico, cuyas naves vigilaba. Ésta es, según

      José Manuel Boquete, portavoz de la Asociación Galega de Traballadores de Seguridade Privada (Agasep), la primera irregularidad, ya que un vigilante "siempre debe moverse en un coche oficial de la empresa de seguridad, debidamente señalizado", algo que no hizo el joven, que se encontraba en un turismo privado.

      Boquete, que ofreció apoyo jurídico a la familia del fallecido, denunció que su situación era completamente ilegal al estar trabajando como auxiliar de vigilante, "una figura intrusa", en una empresa no homologada por la policía nacional y que carecía del número de licencia que otorga el Ministerio del Interior, requisitos indispensables para poder ejercer.

      Desde Agasep afirman que este tipo de situaciones se denuncian continuamente porque son "muy comunes". "Si un vigilante cobra 1.000 euros un auxiliar no pasa de 600, con lo que los servicios para el cliente son más baratos con este tipo de empresas filiales de otras más grandes" afirman. Boquete señaló además que los auxiliares no pueden llevar armas porque "no han superado la formación necesaria ni el examen obligatorio en la academia de la policía nacional". El portavoz afirmó que "en casos como éste", se deberían pedir responsabilidades no sólo a la empresa y al cliente, sino "a la administración pública que permite estas situaciones".

      Fuentes cercanas a la investigación afirman que no se descarta ninguna hipótesis, aunque se trabaja firmemente en una línea específica. Las primeras informaciones apuntan a que el fallecido era un joven "normal y sin antecedentes", por lo que en principio se descarta un ajuste de cuentas por temas de narcotráfico. La hipótesis del robo también parece improbable, al no haber sido denunciado ningún hurto en la zona en la que se cometió el asesinato.