Los trabajadores vuelven al CETI con escolta tras los altercados ocurridos ayer

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Los trabajadores vuelven al CETI con escolta tras los altercados ocurridos ayer

      Edición ESPAÑA >

      MELILLA | Reyerta en el Centro de Inmigrantes
      Los trabajadores vuelven al CETI con escolta tras los altercados ocurridos ayer

      Paqui Sánchez | Melilla
      Actualizado sábado 16/04/2011 15:11 horas

      Tras la tempestad llegó la calma. El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla ha recobrado la normalidad después de que anoche se convirtiera en un campo de batalla entre inmigrantes de diversas nacionalidades, altercado en el que también resultaron heridos varios de agentes y trabajadoras del centro.

      Tres inmigrantes considerados como los cabecillas de la revuelta fueron detenidos anoche, aunque también han sido identificados varios más que participaron en los altercados, que finalizaron en torno a las 22.30 horas del viernes.

      Esta sábado por la mañana, los empleados del CETI que entraban en el primer turno han acudido a sus puestos de trabajo con escolta. Además, la Policía Nacional y la Guardia Civil han instalado en el CETI un retén especial para disuadir a los inmigrantes de que vuelvan a protagonizar un incidente como el de anoche, en el que participaron más de 150 'sin papeles' por razones que varían según las fuentes.

      Los trabajadores del centro insisten en que fue un motín contra ellos, al parecer provocado durante la cena en el comedor. Sin embargo, ONG que trabajan con inmigrantes aseguran que la chispa que encendió el conflicto fue la crispación que existe en el entorno del CETI porque las normas les impiden hacer una vida familiar normal.

      La Delegación del Gobierno ha apuntado hoy en un comunicado de prensa que el origen de los altercados fue una pelea entre inmigrantes de diversas nacionalidades, concretamente un grupo de 90 subsaharianos de Camerún y alrededor de 60 argelinos, a los que después se unieron otro grupo de nigerianos.

      Según la institución, los vigilantes de seguridad del CETI "se vieron desbordados" durante la reyerta e incluso fueron agredidos por los inmigrantes con lanzamiento de piedras y otros objetos, razón por la que llamaron "de forma inmediata" a las Fuerzas de Seguridad del Estado para que intervinieran. La Delegación del Gobierno ha confirmado lo que ya anoche apuntaron los trabajadores y fuentes policiales, respecto a que fue necesario emplear material antidisturbios y que hubo "un número indeterminado de heridos", aunque ninguno de ellos de gravedad.

      Asimismo, agrega que los trabajadores del CETI fueron retirados "del foco del conflicto" en aplicación del protocolo de seguridad, "trasladándolos a un lugar protegido". Sin embargo, varios de sus compañeros aseguraron que tras la revuelta tuvieron que recibir asistencia sanitaria por lesiones y cuadros de pánico porque los inmigrantes consiguieron acceder a los baños y a la cocina, donde se habían encerrado por las amenazas que habían recibido de los 'sin papeles'.

      Según los últimos datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno hace varios días, en el CETI hay acogidos alrededor de 600 inmigrantes, un centenar más de la ocupación máxima que tiene el centro, debido a la presión migratoria creciente que sufre desde el verano Melilla, donde se están produciendo constantes intentos de entrada por la frontera con Marruecos y por vía marítima. La tensión entre el colectivo inmigrante ha ido in crescendo desde que el pasado 26 de marzo murieron tres subsaharianos en el incendio de una chabola cercana al CETI.

      Reacciones al incidente

      Las reacciones tras los incidentes de anoche no se han hecho esperar. Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha pedido este sábado la comparecencia del nuevo delegado del Gobierno en Melilla, Antonio María Claret, y ha exigido que se abra una investigación para depurar responsabilidades de inmediato. Según este partido, lo acontecido «no son hechos aislados fruto de enfrentamientos entre argelinos y cameruneses como nos quieren hacer ver», ya que "los focos de violencia se vienen produciendo desde hace tiempo y la dirección del CETI no se quiso enterar a pesar de las denuncias, en un proceder absolutamente negligente».

      Por su parte, la Confederación Española de Policía (CEP), da la razón en las denuncias que ha venido presentando "sobre el peligro de la saturación en este tipo de instalaciones dependientes del Ministerio de Trabajo e Inmigración".

      Asimismo, ha denunciado que disturbios como los de anoche están relacionados casi siempre con la ingesta de bebidas alcohólicas por parte de los inmigrantes, algo que prohíben las normas de funcionamiento del CETI "pero que sus ocupantes hacen antes de acceder a las instalaciones de acogida".