Alertó del falso aviso de bomba en el aeropuerto por un conflicto con su empresa

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Alertó del falso aviso de bomba en el aeropuerto por un conflicto con su empresa

      SEVILLA
      Alertó del falso aviso de bomba en el aeropuerto por un conflicto con su empresa
      • El vigilante de seguridad detenido por un supuesto delito de desórdenes públicos dio un falso aviso de bomba al servicio de Emergencias de la Comunidad Valenciana

      ABC / SEVILLA
      Día 27/07/2011 - 21.42h

      El vigilante de seguridad detenido por un supuesto delito de desórdenes públicos con amenaza de bomba, tras dar una falsa amenaza de bomba en el aeropuerto de San Pablo de Sevilla, dio el aviso de la presencia de un artefacto explosivo por un conflicto que mantenía con la empresa de seguridad en la que trabajaba, según fuentes de la Guardia Civil.

      Según las citadas fuentes, consultadas por Europa Press, los hechos tuvieron lugar cuando el detenido realizó una llamada al servicio de Emergencias 112, desde un teléfono público de Gandía (Valencia), alertando que había colocado un explosivo en el aeropuerto de Sevilla.

      En este sentido, se activaron los correspondientes protocolos de actuación, y se movilizó a los servicios de seguridad ciudadana, así como a los Tedax y al servicio citológico, quienes decubrieron que se trataba de un aviso de bomba falso, movido al parecer, por un conflicto del detenido hacia la empresa de seguridad donde trabajaba. La Guardia Civil ha detenido a un vigilante de seguridad del aeropuerto de San Pablo, en Sevilla, tras efectuar una llamada al 112 de la Comunitat Valenciana, en la que anunciaba la colocación de una bomba en el aeródromo sevillano.

      Además, los investigadores de la Guardia Civil de Sevilla comenzaron a indagar para identificar a la persona que hizo la amenaza, en un arduo trabajo, puesto que solo se sabía que la llamada se efectuó desde un teléfono público ubicado en la localidad de Gandía (Valencia), por una persona con acento castellano.

      Fruto de sus investigaciones, se logró identificar recientemente al sospechoso en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, que resultó ser D.S.N., quien trabaja como vigilante de seguridad en el aeropuerto de San Pablo.