Año y medio por pegar a un vigilante que intentó evitar que pegara a su esposa

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Año y medio por pegar a un vigilante que intentó evitar que pegara a su esposa

      JAÉN | El fallo destaca su 'brutalidad'
      Año y medio por pegar a un vigilante que intentó evitar que pegara a su esposa

      Europa Press | Jaén
      Actualizado sábado 15/01/2011 13:23 horas

      La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a un año y medio de prisión a un joven que rompió de un cabezazo varios dientes a un guardia de seguridad de un centro comercial que intervino al ver que el acusado estaba agrediendo a su esposa.

      La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge como hecho probados que sobre las 3,15 horas del 6 de febrero de 2010 el procesado, A.R.M., de 21 años de edad, estaba en el aparcamiento del centro comercial La Loma de la capital en compañía de su esposa, a la que empezó a golpear.

      La mujer comenzó a gritar, lo que provocó que acudieran algunas personas, entre las que se encontraban varios guardias de seguridad que, al ver la agresión, intentaron pararla. Sin embargo, el acusado, lejos de calmarse les atacó y dio un cabezazo a uno de ellos "con tanta brutalidad que le fracturó la corona de ambos incisivos superiores, que son irrecuperables", por lo que fue necesaria su extracción.

      Por ello, además, la víctima prevé colocarse implantes de titanio, algo que aún no ha podido hacer en tanto es preciso más tiempo para la regeneración del hueso y la colocación de las coronas de porcelana, momento en que se conocerá el coste concreto de la intervención y el resultado médico.

      La Audiencia ha considerado que A.R.M. es autor de un delito de maltrato por el que le impone una pena de aceptada de 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad además de prohibirle acercarse a su esposa a menos de 200 metros durante un año así como el derecho a tenencia de armas durante un año y un día.

      Igualmente, lo condena a un año y seis meses de prisión por un delito de lesiones. Asimismo, deberá indemnizar al guardia de seguridad con el importe de la intervención quirúrgica y con otros 1.000 euros más por los daños físicos y morales que le ocasionó.