Sin el bazo por una 'loca' noche de Feria

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Sin el bazo por una 'loca' noche de Feria

      CÁCERES
      Sin el bazo por una 'loca' noche de Feria
      14.09.11 - 00:13 - SERGIO LORENZO | CÁCERES.
      • Declara que entró en un turismo para meterse una 'raya' y casi le matan
      • «Estaba robando en el coche, y sólo le di dos guantazos», afirma el acusado de agredirle, que se enfrenta a cinco años de prisión

      «Un amigo me dio coca. Dijo que entrara en su coche, que estaba abierto. Entré en uno que tenía la puerta del copiloto abierta. Me senté, abrí la guantera para hacer la 'raya' en la documentación del coche, y entonces se liaron a puños y a patadas conmigo. Eran de 6 a 8. Estaban como locos, habían tomado anfetaminas». Esa es la versión de David M. M. sobre lo que le ocurrió la noche del 30 de mayo de 2009 en la Feria de Cáceres, en la zona del aparcamiento. Le dieron una paliza de la que curó pasados 131 días. Le rompieron dos costillas y le tuvieron que extirpar el bazo.

      Por esta agresión ayer se juzgó en la Audiencia a José Pablo P. H. que aseguró que esa noche estaban un grupo de amigos de botellón, celebrando una despedida de soltero, cuando vieron que alguien estaba robando en el vehículo de un amigo. «Le di dos guantazos en la cara y ya está» declaró el acusado. Seis amigos que estaban con él apoyaron su versión.

      Afirmaron que David estaba robando, que había forzado la ventanilla del coche con un palo de un metro con el que intentó agredirles. Según varios de estos testigos al ser descubierto dijo primero que el coche era suyo, después Pablo le pegó en la cara y se le cayó una bolsa en la que llevaba el botín: un GPS, varios teléfonos móviles, varias gafas de sol y unos 200 euros. El dueño del coche vio que no faltaba nada y le dejaron irse sin denunciarle. «Ese fue nuestro error», comentó uno de ellos.

      Después David, que reconoce que se había tomado tres cubatas y cuatro 'rayas', fue a los servicios del ferial, según él para buscar a alguno de los que le agredieron. Dos vigilantes de seguridad indicaron que les habían dicho que se estaba metiendo con las chicas en las casetas. En los servicios vieron cómo miraba a la cara de la gente, y bebía de botellas tiradas en la basura. Un vigilante le inmovilizó y apareció la policía.

      El fiscal y la acusación particular pidieron para el acusado cinco años de cárcel, uno solicitó que indemnice a David con 12.000 euros, y otro con 23.000.

      El abogado defensor, Santiago Merino, pidió la absolución. Dijo que David sólo recibió de Pablo dos puñetazos en la cara, y que las dos costillas que le dañaron el bazo se las pudo romper cualquier otra persona con las que se metió esa noche, o incluso el vigilante que le inmovilizó poniendo la rodilla en el costado, según declaró la víctima, que, por cierto, está en la cárcel.


      Fuente: www.hoy.es