Dos agentes contra los que se repite un juicio reconocen golpes a un detenido "por peligrar la vida de todos"

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Dos agentes contra los que se repite un juicio reconocen golpes a un detenido "por peligrar la vida de todos"

      FUERON ABSUELTOS EN LA AUDIENCIA POR IRREGULARIDADES EN ESCUCHAS
      Dos agentes contra los que se repite un juicio reconocen golpes a un detenido "por peligrar la vida de todos"

      Los abogados de los acusados pedían la suspensión de la vista hasta que el TC resuelva sobre la legalidad de las escuchas

      VALENCIA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

      Dos agentes de la Guardia Civil han reconocido ante el tribunal de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia que golpearon en las piernas a un detenido porque "puso en peligro la vida de todos y ofrecía resistencia" durante su traslado en un coche camuflado a las dependencias de la Benemérita en Tavernes Blanques (Valencia).

      La Audiencia ha vuelto a repetir este juicio a instancias del Tribunal Supremo, que ha dado validez a las escuchas que en su momento desestimó el tribunal valenciano, y que absolvió a los dos guardias civiles de delitos de torturas y un vigilante de seguridad, que también está acusado de cómplice.

      A pesar de que este miércoles se ha iniciado el juicio oral, uno de los abogados de los acusados ya ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Constitucional para que resuelva la validez o no de estas escuchas que estaban destinadas a otra causa relacionada con el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero, y en la que supuestamente había implicados miembros de la Guardia Civil. Por este motivo, ha solicitado inicialmente la suspensión, pero el tribunal se lo ha denegado.

      Durante la vista, los tres acusados han coincidido en señalar que el denunciante fue detenido por miembros de la Policía Local de Alboraia en las inmediaciones de un centro comercial por un hurto, pero como éstos iban en moto le dijeron a la Guardia Civil que se lo llevara en el coche.

      El traslado se hizo por un camino que discurre por el barranco del Carraixet del término municipal de Alboraia. El detenido viajaba en la parte de atrás del vehículo acompañado por uno de los guardias civiles. A mitad de trayecto, este agente ha comentado que el detenido comenzó a empujarlo y a dar patadas a una de las puertas traseras.

      En ese momento, el conductor paró el coche, descendió y tras pedirle la porra al vigilante de seguridad que iba con ellos, abrió la puerta de atrás "para intentar inmovilizar al detenido presionando en las rodillas", según ha comentado, mientras que el otro guardia civil ha señalado que lo que se produjeron fueron "golpes en las piernas".

      Los acusados han insistido en que "durante el primer tramo" en coche "era imposible llevarlo sujeto". Uno de los policías locales, que ha actuado como testigo, ha manifestado que cuando lo detuvieron "ya venía montando un espectáculo digno de Youtube, como si fuera el 2 de mayo". Los acusados también han negado que una vez en las dependencias de la Guardia Civil se maltratara al detenido y que se le hiciera bailar salsa por su condición de cubano.

      Los tres acusados han negado que le dieran más golpes, que lo insultaran o vejaran, como declaró el denunciante en su día, sobre unos hechos que se remontan al 26 de enero de 2008. En la vista oral celebrada este miércoles no ha estado presente el denunciante por encontrarse en "paradero desconocido", según la policía.

      ESCUCHAS DE ASUNTOS INTERNOS

      Los hechos, que no fueron denunciados por la persona que fue detenida, se conocieron porque en el coche camuflado de la Guardia Civil se había colocado una escucha para investigar un asunto de tráfico de drogas y blanqueo de dinero, en el que supuestamente estaba implicado uno de los acusados y que por aquel entonces era cabo de la Guardia Civil.

      El instructor de la investigación de la Guardia Civil puso en conocimiento del juez los hechos, pero no fue hasta un año después cuando se realizó el informe sobre estas escuchas "porque fue entonces cuando el juez decidió hacer una pieza separada de lo que era el objeto de la investigación" —el tráfico de drogas y el blanqueo de dinero— ha explicado el instructor durante la vista oral.

      Sin embargo, uno de los abogados de la defensa ha presentado ante el Tribunal Constitucional un recurso de casación por considerar que las escuchas estaban destinadas a otra causa y si se tienen en cuenta ahora "se va contra la tutela judicial efectiva y se incurre en indefensión" para los acusados.

      Por este motivo, antes de comenzar las declaraciones, los abogados de los acusados han solicitado impugnar el auto que da validez a las escuchas y han pedido la suspensión del juicio hasta que el TC resuelva la validez o no de estas escuchas que "se hicieron de forma indiscriminada", han indicado los letrados de la defensa.