Un grupo de furtivos amenaza de muerte a dos vigilantes de coto

    ¡Hola! Algunas características del foro solo están disponibles para usuarios registrados. Inicia sesión o regístrate para acceder a todo el contenido.

    • Un grupo de furtivos amenaza de muerte a dos vigilantes de coto

      El presidente de la Sociedad de Cazadores de La Roda, Isidro Moreno, dice que si no se toman medidas en cualquier momento puede pasar «algo grave»
      Un grupo de furtivos amenaza de muerte a dos vigilantes de coto
      AGUSTÍN VICO - viernes, 21 de enero de 2011

      Cuando fueron a identificarles se vieron rodeados por media docena de personas que les empujaron, cogiendo a uno de ellos del cuello y quitándoles los datos de las matrículas

      Sucedió este pasado miércoles, en un paraje ubicado entre las fincas la Carrasquilla y Doña Antonia. Un grupo de furtivos, dedicados a la caza de liebre con galgo, que se desplazaban en dos vehículos, un furgón y un coche, amenazaron de muerte a los vigilantes de la Sociedad de Cazadores de La Roda, que preside, Isidro Moreno, cuando intentaron identificarlos.

      Al parecer, tras detectar a los furtivos en la zona, los vigilantes llamaron a la Guardia Civil, pero como no llegaba, se acercaron a identificarlos y, cuando les requirieron la documentación se vieron rodeados por una media docena de furtivos, que se negaron a identificarse, «les quitaron el bloc de notas donde habían tomado las matrículas, les amenazaron y les agredieron».

      Según Moreno Castillo, a uno de ellos, «lo cogieron del cuello y le dijeron que, si denunciaba, le iban a abrir la barriga», y cuando el otro fue a defender a su compañero «lo tiraron al suelo». El presidente de la Sociedad de Cazadores de La Roda asegura que «no es la primera vez» que los vigilantes se ven en una situación así y que el grupo de furtivos «viene de la zona de Toledo».

      Desde hace años. «Los guardias se encuentran indefensos ante esta gente», dice Moreno Castillo, quien asegura que el mismo grupo lleva visitando las zonas de caza de La Roda y La Gineta «al menos tres años». Tras las amenazas, los vigilantes, personal contratado por la Sociedad de Cazadores, se encuentran «asustados» y no han querido denunciar.

      «No quieren denunciar porque tienen miedo, pero tenemos que tomar medidas», dice Isidro Moreno, quien recuerda que, hace dos años, y ante una situación similar, hablaron con el subdelegado del Gobierno, quien les aseguró que se iba a intentar ubicar una base del Seprona en La Gineta, pero «desde entonces no se ha hecho nada». Una vigilancia que, a tenor de lo sucedido durante el pasado miércoles, se hace cada día más necesaria, pues a pesar de que cuando los furtivos se marcharon los vigilantes dieron aviso a la Guardia Civil y al Seprona, «llegaron cuando se habían marchado los furtivos».

      Moreno explica que durante el encuentro con los furtivos se vivió una situación de gran tensión y que es necesario «tomar medidas» para que no se vuelva a vivir una situación similar o «puede pasar algo grave».

      B., uno de los vigilantes amenazados, que prefiere guardar el anonimato por las amenazas recibidas, explica que aunque patrullan armados, decidieron bajar de su vehículo «sin la carabina», porque, cuenta el vigilante «sino o les tengo que matar o me matan».

      «Nos amenazaron con ir a por nosotros si les denunciábamos, y nos acorralaron, ahí pensamos que nos iban a dar una paliza, y cuando nos dijeron que nos fuéramos salimos atacando», relata B. quien añade que «no sabemos de dónde son les habíamos visto nunca».

      Lo cierto es que, desde el encuentro con este grupo de furtivos, los vigilantes, como cuenta B. «tenemos más precaución» y si ven furtivos «hasta que no llegue la Guardia Civil no nos acercamos», porque «no respetan a nadie, estaban muy furiosos, como iban tantos se envalentonaron».